martes, 15 de abril de 2008

Las 13 rosas


Tremenda, fue la única palabra que se me vino a la mente nada más verla. Lloré tantísimo al final que no sé cómo hay críticos que dicen que le falta realismo.
Cierto que cuando las ves cantando y bailando en la cárcel te choca, pero es que el cine a veces es como un libro: 'hay que saber leer entre líneas'. Con esas canciones y baile me están diciendo que las 13 rosas tan sólo eran unas crías con ilusiones, sueños y luchando por una causa justa: la Libertad y ayudar...
Hay mucha gente que opina que hay que olvidar la guerra civil y se ponen de mala leche con un libro o película que recuerde los horrores y eso no es así. La guerra civil es historia y hay que estudiarla y recordarla para no cometer los mismos errores, porque en ninguna guerra hay buenos ni malos sólo inocentes que mueren en cualquier bando por... Nada.
Me sabía la historia y aún así he seguido la película con tensión; aquella época ejerce una poderosa y horrible atracción en mí, sobre todo las fotografías que me enganchan nada más empezar.
Las 13 Rosas... una película impactante, llena de buenas actuaciones donde yo destaco la de Luisa Martín y Verónica Sánchez por conocerlas de la televisión -los serrano y médico de familia- y no esperarme actuaciones así.

Esencia:

*Que mi nombre no se borre de la Historia
*Muero como debe de morir una inocente. Adiós, madre querida, adiós para siempre. Tu hija ya jamás podrá besar ni abrazar.

*Cuando todo esto haya pasado, alguien tendrá que recordarlo

2 comentarios:

Alejandro dijo...

A mí también me gustó mucho.
Beso.

Alejandro.

El Deme dijo...

Consiguió los goyas a la mejor música, fotografía, vestuario y mejor actor de reparto (maravilloso José Manuel Cervino).
Mery, fíjate que yo creo que los decoradores han colocado la Cibeles mirando al revés (¿Alguien me podría confirmar este dato? -tal vez sea una obsesión mía-)
En cualquier caso, una película imprescindible de ver, de cómo las circunstancias influyen en el destino de las personas. Me encantó, y me entristeció.