miércoles, 28 de noviembre de 2007

El laberinto del Fauno


La vi el otro día y me fascinó. Es capaz de mezclar algo tan cruento como el lado más negro de la posguerra con la Luz de la fantasía y la inocencia.
Lo mejor: la actuación de Maribel Verdu.
Lo peor: que el escote de Penelope Cruz fuera nominado como mejor actriz en los oscar y se olvidaran de Maribel.
Esencia:
*"Cuentan que hace mucho, mucho tiempo, en el reino subterráneo donde no existe la mentira ni el dolor, vivía una princesa que soñaba con el mundo de los humanos. Soñaba con el cielo azul, la brisa suave y el brillante sol. Un día, burlando toda vigilancia, la princesa escapó. Una vez en el exterior, la luz del sol la cegó y borró de su memoria cualquier indicio del pasado. La princesa olvidó quien era, de dónde venía. Su cuerpo sufrió frío, enfermedad y dolor. Y al correr de los años, murió. Sin embargo su padre, el rey, sabía que el alma de la princesa regresaría, quizá en otro cuerpo, en otro tiempo y en otro lugar, y el la esperaría hasta su último aliento, hasta que el mundo dejara de girar… "
.
*"Y se dice que la princesa descendió al reino de su padre y que ahí reinó con justicia y bondad por muchos siglos, que fue amada por sus súbditos y que dejó detrás de sí pequeñas huellas de su paso por el mundo, visibles sólo para aquel que sepa donde mirar..."



5 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Todavía no la he visto. La tengo ya en DVD, debo verla. Creo que es una gran película. besos.

Ana dijo...

TEngo que decirte que me encantó los efectos del maquillaje del fauno, y toda la magia que encerraba la pelicula.
Me gustan las historias que mezclan realidad con fantasías, es mejor digerirlas de esa manera.
Un beso.

Unmasked (sin caretas) dijo...

No la vi!!

corro a verla.


Petra

Unmasked (sin caretas) dijo...

Lindo guardespalda eh?

buen gusto para el cine y todo lo demas. jajaj

Petra

Miguel dijo...

todavía no la he visto, sin embargo debe estar llena de mágica fantasía ... 'Maribel verdú', me encanta y gracias a tu comentario encauzaré con ella una bonita tarde de insospechados abrazos.